Tenía que hacerlo…

2012-11-23 17.14.08… Épica frase del inigualable Mortadelo, que hoy le pido prestada. Pero era necesario. Y sí,  tenía que hacerlo.

No me gusta la Navidad. Adorno mi casa, perpetro villancicos y me pinto la cara de alegría porque mis hijos las disfrutan y ellos lo merecen todo. Les llevo a ver Belenes, cabalgatas, Cortylandias, solo por ver sus caras. En el fondo es puro egoísmo. Verles sonreir me produce una sensación de plenitud que muy pocas cosas iguala.

Pero… Aborrezco que me digan en qué época del año he de querer a la gente y he de consentir que la hipocresía me salude enseñando el colmillo, retorcido. No me gusta que me digan cuándo he de regalar, enviar una felicitación, o desear bien a los que quiero. De hecho soy una persona poco manejable, con las ideas (buenas o malas) muy claras, y los que me conocen saben que soy bastante rebelde y poco amiga de hacer caso, a las primeras de cambio, a sugerencias hechas, la mayor parte de las veces,  con la mejor de las intenciones. Terca como una mula.

2012 ha sido un año nefasto. Creo que el peor de mi vida con diferencia. No voy a entrar en detalles, porque, ni viene a cuento ni es el objeto de este post.  Desde hace más de doce meses camino sobre el filo de la navaja, pero no soy ni la primera, ni la única… ni la última. He sufrido el abandono, la incomprensión más absoluta y el engaño más rastrero de mucha gente que se supone que es incondicional. Indiferencia, total, por parte de gente que, se supone, ha de quererte. Pero una vez superado el dolor, esa actitud, ajena y rastrera, me ha ayudado a marcar el  camino, a no llamar a puertas que no abren y de este modo, emplear mi energía en cosas más útiles. Tachando nombres de la lista, o al menos, cambiándolos de posición.

Pero el fin último de este post, lo que realmente necesito y quiero, es dar las gracias.

A todas las personas que han hecho mi vida más fácil. A todos los que me han regalado una sonrisa, ánimo, apoyo sincero. A los que me han ayudado a saltar charcos y a los que me han sacado de ellos. A personas que estando a cientos de kilómetros de distancia, me han dado más calor que los que viven  a mi lado. A los que han aguantado mis lágrimas, eternas y amargas, mis impertinencias, mis salidas de tono. Mis subidas y mis bajadas. Gracias.

Soy una persona que necesita contacto físico. Eso no me hace diferente ni especial, desde luego.  Y este año de pérdidas y desilusiones, este año negro, el mundo 2.0 me ha regalado abrazos virtuales que han acabado siendo reales. He puesto cara y voz a hombres y mujeres maravillosos. Y a ratos, he sido inmensamente feliz.

Me he sentido querida. Habéis hecho magia con vuestros tuits, vuestros Whatsapps, vuestros posteos en mi muro de Facebook, vuestras llamadas. Habéis demostrado, con creces, que el ser humano irradia calor, regala amor y solidaridad. Que 140 caracteres, acortan distancias, y que un círculo amarillo con corazones reventones por ojos, puede hacer milagros. Que hay gente buena, agazapada, en la sombra. Gente que no necesita ponerse medallas, ni hacer alardes. Gente que se da. Y en medio de mi oscuridad particular, habéis sido luz. Intensa. Y nunca, nunca, me habéis cegado. Por el contrario, habéis sabido alumbrar mi camino y evitarme tropiezos. Lecciones de vida. 2012-10-13 13.19.30

No os voy a mentir. Mientras escribo ésto, ruedan lágrimas por mis mejillas. Del tamaño de pelotas de golf. Pero creo que, por primera vez en lo que va de día (inciso: si practicara sexo con la misma frecuencia con la que lloro, mi piel sería de anuncio. Sabedlo) son lágrimas de alegría. Me habéis dado mucho. Algunos, incluso, mucho más de lo que merezco, y me angustia mucho la idea de no estar a la altura. Solo espero, algún día, poder devolver todo lo que habéis hecho por mi.

No me quiero extender más. Si me apreciáis una cuarta parte de lo que yo os aprecio a vosotros, me puedo dar por satisfecha.

GRACIAS.

PD. Mis disculpas a mis compañeros del El Diario Fénix, que son siempre mi primera puerta al mundo desde mis dedos, pero hoy quería ser yo, la primera y la única.

Abrazos.

Anuncios

29 pensamientos en “Tenía que hacerlo…

  1. ¿Estar a la altura? ¿Devolver lo recibido? Apuesto a que esa gente que te abraza y te da cariño pixelado ya tiene ese retorno en tus pequeños momentos de felicidad. Y sintiéndote así ya te pones a la altura de las expectativas 🙂

    Aunque no te gusten estos días, y como yo sí los disfruto… ¡Felices Fiestas!

  2. Agradezco la compañía de tus palabras. Para mí muy importante. Te deseo felíz. Te deseo con esa cucharadita de suerte tan necesaria. Un beso.

  3. Lagrimas, saladas como brisa del mar, esencia de tu sentir. Hoy me has hecho llorar y no me importa tengo la suerte de poder abrazarte de verdad TQ prima

  4. Mi querida amiga internáutica. Somos diferentes, no digo opuestas, y aseguro que te defendería de cualquier gañán y bruja que intenten hacerte daño. Das mucho màs de lo que crees, no sólo a tus hijos. Un beso con abrazo largo para que sientas mi calor.

    • Mi querida Pilar.
      Gracias a ti por enseñarme, gracias por ser diferente, y gracias por asomarte a mi vida de vez en cuando. Se que me defenderías, y se que me defiendes.
      Ese abrazo me lo apunto.
      Un beso.

  5. Qué bonita eres, Peich. Espero que cuando este año doble la esquina la semana que viene, queden atrás muchas de las cosas que te han hecho daño. Y yo también tengo que decirlo: darte las gracias por las veces que has arrancado sonrisas a más de uno que se asoma a este mundo evadiéndose de una realidad triste o dolorosa. Es increíble cómo en una décima de segundo, un desconocido puede hace tanto por levantarnos el ánimo con un par de palabras. Sólo por esas ocasiones, viva Twitter, y viva Peich. Un beso y un abrazo navideño 😉 Izas

    • Yo también lo espero. Lo necesito de hecho.
      Gracias a ti, por estar y por aguantar y por ser. Siempre lo digo: las sonrisas ajenas son mi mejor medicina.
      Un beso.

  6. Qué grande eres! Increíble post, de tus mejores.

    Mucho ánimo, todo pasa, o eso dicen.

    Feliz Navidad, estas Navidades q muchos vemos y hacemos como tu dices

    Un besazo

    Al

    • Tiene que pasar, sí o sí.
      Muchas gracias Alejandro. Compartir en esta jungla 2.0 a veces es arriesgad, pero para mi ha tenido recompensa y de las buenas.
      Te deseo todo lo bueno.

      Un beso enorme.

  7. No imaginas cuánto me veo reflejada en este post. Un besazo preciosa, y mucho ánimo, 2013 no puede ser peor!!

    • Mucho me temo, mi niña, que tampoco ha sido un buen año para ti. Leyéndote y siguiéndote atentamente te he notado muy triste, y encabronada, a veces, con la vida.
      Hay que ir a por 2013 con ganas.

      Un beso enorme.

  8. Este 2012 ha sido muy duro. Yo he notado muchos días tu dolor, tu rabia, tu tristeza entre tus tuits y tus post. Sin embargo, y aunque esto te va a fastidiar, eso ha hecho de ti una persona mejor. Te ha puesto a prueba… y seguro que ahora piensas que no compensa, lo sé, me he sentido igual… pero es cierto. Hace falta pedir que, ahora que ya estás blindada, este 2013 que en breve empieza sea maravilloso… que te devuelva la sornirsa y la ilusión… que sea tan feliz como mereces…
    Mientras, no tengas duda, incluso en los malos momentos, es un placer encontrarte en el TL y el blog y leerte. Me gusta tu sinceridad, tu aplomo, tu fuerza, tu garra, tu energía… ese encanto compartido de princesa ninja… Eres una fuerza de la naturaleza, demoledora y hermosa, a la vez… sigue, no pares nunca… búrlate de esta crisis y de todas las crisis personales… míralas a la cara y diles “pero… ¿qué te has creído?… yo soy Peich…
    Rour
    Mil besos guapa, estoy aquí para lo que quieras. Gracias por estar ahí, eres de lo mejorcito.

    Mercè Roura

    • Mi reina, gracias por tu apoyo, por tus ánimos y por tus sonrisas.
      Ojalá tengas razón y en 2013 cambie todo de color, porque ciertamente, 2012 ha sido un año que querría olvidar, aunque dudo que, por muchos motivos pueda hacerlo.
      Gracias por creer en mi, es muy importante sentirse acompañada.

      Un beso enorme, mi rubia.

  9. Como siempre te he dicho y te seguiré diciendo “nunca llovió que no escampó”…no dejes de brillar…como sólo tú lo haces…y el libro “is still unwriting”…
    Un besoteeeee desde Gijón

  10. En la primera parte del pots coincido plenamente contigo,lo hacemos por los niños y los que mueven el consumismo lo saben y de ello se aprovechan.De la segunda te diría que sin apenas leerte,(te he descubierto hace poco)tienes toda la pinta de ser una tía cojonuda.Buen2013

  11. Por leerlo tarde no quiere decir que no me encantó, la verdad hay como dicen ustedes, la mar de gente buena, pareciera que twitter lo que hace es simplemente ponernos a todos en contacto, eliminando las barreras sociales, el no lo mires que eso no está bien, el no hables con desconocidos, etc. Me he encontrado con gente “desconocida” verdaderamente adorable, mientras que a muchos conocidos, no vale la pena siquiera describirlos. Un beso grande Peich de alguien que disfruta muchísimo leyendo tus ocurrencias y tu arte de estar atenta y genuinamente preocupada por el sufrimiento de los demás. El mundo necesita más gente como tú, de eso no cabe la menor duda.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s