Decálogo de la mujer perfecta.

Volvemos al pasado. Tal y como están las cosas, cada día tengo más claro que la vuelta de la sección femenina es un hecho probable. Aunque estoy segura de que la mayoría de nosotras seríamos capaces de quemar nuestros sujetadores (los baratos) en las puertas del mismísimo congreso, de usar las blondas y los chantillis de las mantillas para hacernos sugerentes picardías, y de que somos capaces de mantener una conversación utilizando con propiedad más de tres sinónimos de una palabra, conviene estar prevenidas.

¿Tendremos que reunirnos en logias de mujeres, para hablar de sexo. O simplemente para hablar? ¿Crearemos  un código secreto con nuestros smartphones para comunicarnos entre nosotras? ¿Inventar el  nuevo lenguaje del abanico con collares de colores?

Preparémonos para que crean que estamos en casa y con la pata quebrada, mientras conspiramos para dominar el mundo.

Aquí os dejo unas normas básicas para ser la mujer perfecta. O como hacerte pasar por gilipollas integral sin despertar sospechas.

1.- No opines. Y mucho menos si tu opinión es diferente a la de tu pareja. Solo vas a conseguir un reproche, una mirada asesina y en el mejor de los casos, un azote en el culo, acompañado de un “esta chica, qué cosas tiene”, mientras piensa en mil maneras de hacerte callar (y ninguna sería de tu agrado)

2.- Del punto uno se infiere que: no sabes de fútbol/coches/política o cualquier tema fundamentalmente masculino. Aunque digas verdades como puños.  Y aunque ellos se pongan como motos escuchándote. No es femenino. Y no hay nada más que decir.

3.- Siempre perfecta. Cuida tu aspecto físico hasta el ultimo detalle. Lavada, peinada, planchada y depilada. Nada fuera de lugar, todo colocadito. Lo pelos justos y en el lugar apropiado. Si él decide no pasar por la ducha es porque, o no suda, o no tiene tiempo. Si no se afeita es porque eso le hace parece más masculino. Es la famosa dualidad del pelo. “Hombre bien-mujer mal”.

4.- Solo tienes ojos para él. Cuando veas a un hombre infinitamente más guapo, sácale un defecto a toda velocidad. Recréate en la crítica, haz sangre,  mientras lo que haces es pensar en su culo. Como mínimo. “Es impensable que mires a otros” Es lo que dicen ellos mientras se les llenan los ojos de pezones.

5.- No tienes amigas. Ellas eran un peligro real para vuestra relación. Las asesinaste a todas y las disolviste en cal viva. O les pusiste unos zapatos de cemento y las lanzaste al mar. Vivas. Las amigas solo te engañan y te hacen creer mentiras sobre él, porque tú eres un ser sin criterio. Sin ojos… No importa que le quieras tal y como es, que asumas sus defectos, que incluso te parezcan entrañables (al principio). Tu amigas van a joderlo todo. Siempre. Son EL MAL.

6.- No se habla con otros hombres. Ten en cuenta que ellos solo piensan con el aparato reproductor y su única misión en esta vida es metértela. Toda. Ya sea la lengua, el pene, o la mano… Meter es la única misión de todos los hombres. (Menos la de tu pareja, me temo)

7.- Nunca compras ropa. NUNCA. Esta frase es fundamental: “¿esto nuevo?, pero si tiene por lo menos (aquí va el numero de años que estimes oportuno para que él se trague que no te lo acabas de comprar en las rebajas) años!” Es básica. No se la creen, pero por no entrar en conversación sobre moda, rebajas o tiendas, callan.

8.- Vives en un perpetuo error. Asúmelo.  Has nacido para equivocarte y va grabado a fuego, en tus genes. La gran primera equivocación, ese mordisco a la manzana, llevó a la humanidad a la perdición de la mano de una mujer. Para el resto lee un poco de historia.

9.- Has de ser el ama de casa perfecta. Y por supuesto no quejarte ¡eso no es un trabajo! Qué es eso de estar cansada al final del día si la aspiradora tiene ruedas, una bayeta no pesa nada, el super está al lado de casa y traes y llevas a los niños del colegio en coche. Claro, es que te empeñas en hacer tus cositas fuera, en tener una carrera profesional, y las mujeres están para quedarse en casa, cuidando de la familia. Agotador es estar sentado trece horas en una mesa, descargándote vídeos de María Lapiedra, y luego tenerte que ir con el jefe a tomar algo, porque si no “me va a coger manía, y no están las cosas para perder el trabajo”.

10.- Haz meditación. Muy útil para no hacerle lonchas finas con la katana de los domingos cuando oigas frases del tipo “las lentejas de mi madre si que están buenas”, “¿estás con la regla?” , “mi hermana si que es elegante”, o  “cariño, los niños están insoportables, ya me contarás qué haces”. Respira hondo, cuenta hasta mil, y sonríe, dulce y beatíficamente, mientras pronuncias un “sí cariño, tienes razón” y piensas en como te revolcarías durante horas con Andrés Velencoso.

Estamos listas?

Adelante.

 

Anuncios

23 pensamientos en “Decálogo de la mujer perfecta.

  1. Bueno,menos mal que no he tirado los documentos del Servicio Social con sus correspondientes pólizas,tendré que recuperar la maña para hacer festón,bodoques,zurcidos etc,pero como no tengo ya marido no necesitaré su autorización para abrirme una cartilla ni sacarme el carnet de conducir porque ya me caducó y ni siquiera tengo coche.¡Qué miedo da esta gente! En lugar de 57 parece que he regresado a mis años adolescentes.Besos

  2. No cumplo nada! Así me va, jajaja. De todas formas, a los hombres de verdad, no les puede gustar una mujer de esas de la Sección Femenina, y a quién le apetece gustar a un alfeñique?
    Besos, Peich

  3. Pero, querida amiga, con qué tipo de gañanes te codeas? Apártate urgentemente de ellos. Hay muchos muy normales que quieren, como tú, amar y ser amados.

    Lo de la “superwoman” fue un invento de un puñado de aburridas que, rodeadas de tatas, nanis y sin amor hacia profesión ni familia, destrozaron a sus compañeras para crear confusión. Y hace mucho que fueron descubiertas, señaladas y apartadas. Y siguen en sus jaulas de oro, envidiando nuestra libertad. No las permitamos volver.

    • Hay hombres asi. Les he visto. Lo juro…
      Al margen de esas elegidas, que existen y que nos hacen daño, y mucho, me preocupa el cariz que toman las cosas. Si antes de la crisis la mujer estaba “ahí”, tratando de soltarse de las ataduras machistas de unos cuantos (bastantes) años, ahora las cuerdas nos persiguen otra vez. Hemos sido siempre un colectivo “de segunda” y todo apunta a que o nos ponemos la pilas o volveremos a ello.
      El resto, ironia y humor.

      Muchísimas gracias por darme tu opinion.
      Un beso enorme

  4. No es cuestión de “ser perfecta”..o “no”..
    Para mi..es un valor abstracto..como “concepto”a asignar a una mujer..como género.Sí hablaría..de su “identidad”..su estructura psíquica..bien diferenciada del “hombre”…Lo demás..son..”Atribuciones”!
    Cada modelo educativo referencial..asunción de un “rol”..u “otro..va implícitamente unido a su propia experiencia vital..y..por tanto a su aprendizaje.

    *Siempre..con connotación positiva

    Cosas Mías.

    • Partiendo de la bese de que estaba siendo irónica e intentaba hacer uso del sentido del humor, te respondo.
      Creo que tienes razón, que es una cuestión de atribuciones, que socialmente y en este país están muy mal repartidas.
      Y efectivamente, es un problema de educación y está en nuestras manos, curiosamente en las de las mujeres, que considero somos la principal causa y fuente del machismo.
      España no es un pais que esté evolucionando. Eso es lo que nos debería preocupar. Y créeme: algún hombre así, existe. De verdad.
      Un beso y gracias por tu comentario.

  5. Esto no es un decálogo de la mujer perfecta, es “como mentir al hombre al que no soporto y no tengo valor de dejar”. Me parece que la mujer que tenga que recurrir a estas “normas”, tiene un gran problema que reside en sí misma y que prefiere vivir una mentira antes que enfrentarse a su vida.

    • Tú de ironía andas flojo (o floja). Y de realidad social española aun más flojo (o floja), por lo que veo.
      Muchos hombres deberían hacer examen de conciencia y evolucionar, porque querido o querida (esos nicks tras los que os escondéis, sin dar la cara y que hace dificil identificar vuestro género, aunque todo apunta a que eres un hombre) porque esas cosas aun pasan. Y si esto sigue como parece, acabaremos metidas en casa porque “solo tendrá que trabajar el hombre.
      Estamos perdiendo recursos sociales y libertades, y en la sociedad española, la mujer ha sido una marginada y lo sigue siendo. NO hay politicas de conciliación y los puestos importantes estar reservados para ELLOS. La mujer española vive en ua perpetua mentira porque no nos dejan hacer otra cosa. ¿que las cosas están cambiando? JA. Ve a una entrevista y di que tienes hijos (y más ahora) En ese momento fotografía la cara del entrevistador. Si además eres divorciada, hasta le cambia de color. Es inenarrble. Y por qué? Porque a fecha de hoy seguimos siendo nosotras las que hacemos doble trabajo dentro y fuera. Mientras ellos se arrastran lamentando su mala suerte.
      Excepciones? SI PERO MUY POCAS.

      Afila la ironía, que suele ir de la mano de la inteligencia, y el sentido de humor, que va cerquita de la empatía.
      Lee con otros ojos, y con los mismos, mira a tu alrededor.
      Luego me cuentas.

  6. El significado de la perfección, algo tan abstracto y dependiente de quien quiera darle el valor. Está claro que no es nuestro mejor momento social, y que no sólo este tipo de hombre existen sino que abundan…Por desgracia son lo mismos que encima buscan fuera otro tipo de mujer totalmente distinta a la que moldean en casa, hipócritas…. El club de las mujeres imperfectas crece día a día, pero yo le cambiaría el nombre….que os parece el club de las mujeres que no se resignan…Besitos a tod@s…

  7. Te he notado pelín ácida, jajajajajaja. Pero cada día somos más que pensamos que la educación, la casa, los niños, la ropa, la comida, la cocina, hasta el polvo, es cosa de DOS (algunos te llaman pringadete, pero yo paso). Y a María LaPiedra, yo no me la pasaba por la misma ni en pintura, jejejeje. Y aunque hayas dejado a Lucía Etxebarría en la templanza, creo que tienes por desgracia mucha razón en la mayoría de los casos. Supongo que nuestros hijos verán otro tipo de comportamientos, y serán de otra forma cuando sean adultos (bueno, lo del sexo y los hombres no cambiará, te lo aseguro, jejejejeje). Besos!

  8. Pues… así en general no te falta razón. Afortunadamente cuando me topo con uno de esos ibéricos puedo poner tierra de por medio. El tocinillo que tengo en casa sólo se rebela cuando se me va la pinza y me paso tres pueblos 😛 (excepto en el apartado de “no se habla con otros hombres” que lo clava, jejeje)

  9. A través de nuestra magnifica conversación, he dado con su blog, no tenía para ello, nada más que releer su cabecera de twitter y… voila!.
    ¿Sabe que me gusta como escribe, al menos esto que he leído?
    Espero tengamos en el futuro sano piar y seguir leyendo su buen escribir.
    Salu2

  10. Pingback: Decálogo de la mujer perfecta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s