Eso que llamamos felicidad

LLevo semanas cuestionándome si existe la felicidad. Después de plantar cara a mis sentimientos, que andan en pie de guerra, soliviantados y rebeldes, de colocar mi vida en todas las posturas posibles, de dar pasos hacia delante y hacia detrás para cambiar de perspectiva, girando mi cabecita rubia primero hacia un lado, y luego hacia el contario, con curiosidad. Después de encender y de apagar luces para advertir detalles y matices que pasan desapercibidos, porque “ en este mundo traidor nada es verdad ni es mentira, todo es según el color del cristal con que se mira“, he llegado una conclusión.

Sin duda alguna: sí, existe. La felicidad es alcanzable. Aunque esta máxima no es tal. Vivir en un estado de permanente bienestar es vivir en una mentira. La felicidad, sin duda alguna, es una fuerza poderosa y tiene su némesis, porque de lo contrario, no podríamos advertirla. De igual modo que no somos conscientes de que respiramos, salvo cuando dejamos de hacerlo, para disfrutar de la felicidad, hay que sufrir la infelicidad.  Porque “Ella”  no es sin dolor, sin angustia. Sin pena ni llanto. No es sin dudas, sin desgracia, sin adversidad.

Eso que llamamos felicidad es un estado de ánimo. Es intangible e inmaterial, etéreo y muy volátil. Apenas la hemos rozado con la punta de los dedos, se desvanece en una realidad un poco más amarga, que está ahí justo para que podamos disfrutar del siguiente momento. “Ella” es intermitente y placentera, como esas tormentas de verano que refrescan y dejan olor a tierra mojada. Es puntual e intensa, como esa mirada que te desnuda o esa caricia que te viste. Es dulce, como un beso en la frente, como un buen recuerdo. Cálida como un abrazo. Intensa como un orgasmo. Suave como la caricia del mar en los pies. Llega arrebatadora, una veces. Traviesa, otras. Única, siempre… Te arranca de suelo, te hace volar, y después te deja caer.

“Ella” no es la meta, es disfrutar del camino. No importa dónde llegues, ni cuánto tardes… Importa quién y cuándo te acompaña, lo que descubres. Saltar las piedras, pisar los charcos. Caer y levantar de nuevo, aunque sea para volver a caer. Enfrentarte a tus miedos y vencerlos.

Como la suerte, eso que llamamos felicidad no llega de repente, no se compra. “Ella” está dentro de ti, dentro de los que te rodean, se esconde, siempre, en las cosas pequeñas,en una sonrisa, en la mano tendida de un niño, en un “te quiero”.

Quizá debamos abrir los ojos y el alma para encontrarla. Cambiar las prioridades, valorar lo que tenemos, no ansiar imposibles.

Busquemos.

Anuncios

22 pensamientos en “Eso que llamamos felicidad

  1. Totalmente de acuerdo,… la felicidad es fugaz, una chispita, un momento que debes saborear y apreciar cuando se produce. La sonrisa de un niño, las miradas que se cruzan y hay “algo”, le movimiento alegre de la cola de un perro, una sonrisa, una carjada,… dura poco por eso estoy de acuerdo en que la felicidad no es algo que se quede fijamente en nosotros.
    Muaks guapa!

    • Y por eso hay que disfrutarla intensamente. Y esperar viviendo, a que llegue el siguiente momento..
      Un beso inmenso

  2. Hola guapetona. Me ha gustado mucho y estoy de acuerdo. Además y como buena bióloga de Fundamental que eres, ya sabes que es imposible químicamente que el cuerpo aguante un estado de felicidad continuo…creo como tú, que la felicidad depende de saber apreciar los pequeños momentos y lo que se tiene. Hay infelices eternos, y tontos felices, pobres y ricos, feos y guapos, felices e infelices…sólo se trata de saber vivir con uno mismo (no es tan fácil) y dejarte cautivar por los momentos de felicidad. Una de mis frases favoritas: “era tan pobre que sólo tenía dinero”.

    Besos!

    • Cuantísimo tiempo! Me gusta verte por aqui. Efectivamente… no puede ser eterna, porque no sería felicidad.
      Me ha gustado eso de “dejarse cautivar”. Es justo asi.
      Un beso enorme.

  3. Sin duda así es preciosa…detalles, momentos, y la capacidad de uno mismo para valorarlo y disfrutarlo… besos

  4. Totalmente de acuerdo yo también…la vida son momentos buenos,no tan buenos y malos…desgraciadamente los malos son más habituales…xo si sabemos aprender d ellos disfrutaremos infinitamente mucho más d los pocos buenos q vengan…poder saborearlos,regodearse en ellos y guardarlos bien guardados con copia de seguridad en nuestro disco duro interno y particular xa poder sacarlos y recordarlos cuando nosotros queramos…eso también son #pequeñosplaceres…
    Un besazo bisha!!!

    • Efectivamente… hay mucho más malo que bueno, por eso lo bueno hay que valorarlo mucho más. Y volver a ello cuando nos haga falta un poco de aire.
      Un beso.
      Y gracias.

  5. Estoy de acuerdo, la felicidad continua no existe, son pequeños momentos, los instantes altos de la montaña rusa. Sería un error y una amargura pensar que es un estado eterno. Buena entrada Peich.

  6. He llegado hasta aquí por un comentario de @netbookk. Twitter tiene esas cosas…
    Me he leído tu post 3 veces y tengo que decirte que no puedo dejar de llorar y al mismo tiempo de sonreír como una tonta que encuentra consuelo en otra tonta (con el debido respeto) porque el tema de la felicidad para mi, de un tiempo a esta parte, ha pasado a ser un tema urticante y hasta he llegado a creer que estaba equivocada.
    Pero parece que no, que no soy yo la equivocada. Y me alegro.
    Voy a echarle un vistazo a tus otros posts porque intuyo que me gustarán. Eso si, me llevo un párrafo que hoy convertiré en mi máxima:

    \”“Ella” no es la meta, es disfrutar del camino. No importa dónde llegues, ni cuánto tardes… Importa quién y cuándo te acompaña, lo que descubres. Saltar las piedras, pisar los charcos. Caer y levantar de nuevo, aunque sea para volver a caer. Enfrentarte a tus miedos y vencerlos.\”

    Un abrazo!

    • Muchisimas gracias Eli. De Tonta a Tonta, estoy feliz de que mi post haya servido de algo.
      Creo que al fin estoy cerrando un ciclo muy malo de mi vida. Y tras mucho reflexionar me he dado cuenta de que siempre, la solución la tenemos detro, o mucho más cerca de lo que creemos.
      Bienvenida a tu Caja. Tu casa.

      Un beso enorme

  7. Hola Peich, aquí estoy yo también encantada y emocionada con tu post. Enhorabuena por los pequeños éxitos que vas cosechando en la reinvención-reconstrucción diaria. Espero poder ir diciendo lo mismo de aquí a poco tiempo.
    Un abrazo,
    Izaskun (@Iva_63)

  8. Da gusto leerte. Porque encontrar esos pedazos de felicidad, está en nosotros. Nuestra actitud frente a la vida es determinante. Pero hay un camino imprescindible de realizar para llegar a apreciar lo que uno desea, y apartar lo que uno sabe a ciencia cierta que le hace daño. Es un aprendizaje, como todo en esta vida. Un besazo, amiga internáutica.

    • Es asi.
      Las pequeñas gotas de felicidad son un milagro del que hay que disfrutar.
      Las adversidades hacen que valoremos más los pequeños momentos de alegría.
      Otro beso para ti

  9. he intentado disculparme por twitter pero ya estaba bloqueado. entendí mal tu comentario sobre la guerra civil, con tanto facha suelto por twitter, lo entendí como amenaza. lo siento aún no lo controlo bien… mis más sinceras disculpas. salut.

  10. Lo siento, quería perdirte diculpas por haber interpretado mal un tweet tuyo donde preguntabas si queríamos otra guerra civil, (por eso puse que dabas pena), porqué interpreté el tweet como una amenaza. La verdad es que estaba con el movil y leí demasiado rápido el RT que me llegó sin analizar la conversación. Después me percaté del error e intenté diculparme via twitter pero ya estaba bloqueado, también intenté disculparme con un mensaje en este blog pero creo que lo habras borrado al ver el nombre.
    Soy un poco nuevo en esto del twitter y algunas veces me confunde… pero tampoco acabé de entender tu tweet de la guerra civil ya que fuí incapaz de encontrar el hilo de la converasción. Mis más sinceras disculpas por mi respuesta que entiendo que no venia a cuento.

    Quiero que entiendas que ha sido una confusión debido a que ultimamente hay muchos comentarios en twitter tipo:

    http://apuntem.cat/reculls-de-comentaris-anticatalans-i-genocides-per-l11-de-setembre/

    David.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s