Querida Yo

Hace mucho tiempo que quería escribirte. El motivo de esta carta es regañarte. Mucho.

Se que no estás pasando por tu mejor momento, que andas cayéndote a pedazos y que tu vida está un poco “desmontada”. Lo se. Pero siempre has sido una persona fuerte, o al menos eso creía yo. Y ahora me preocupas seriamente, porque, aunque te joda que te lo diga, ya tienes una edad, y andar haciendo el gilipollas, por muy negro que esté todo, me parece, francamente, innecesario. Y sí, Rubia: estás haciendo el gilipollas. Atontada, con tu estupendísimo culo bien aposentado sobre la silla, esperando el santo advenimiento, aguantando inconveniencias, callando la boca por no liarla, saltando de idiota en idiota y tirando porque te toca. Y no, no es tirándotelos porque te toca, porque tú eres una mujer decente y no hacéis esas cosas… Así pasa, que las mujeres decentes se aburren como ostras y acaban muriendo solas, rodeadas de gatos y posiblemente con el himen regenerado.

Y vas mal, Rubiaca. Vas mal.

Querida Rubia, se de alguna morena listísima que también se dará por aludida (ellas se creen más listas, pero se la juegan como a nosotras) Debes tener presente que hay una cosa que se llama dignidad, y que no debe perderse nunca. Porque es condición indispensable para ser persona. Vital. Sin dignidad no se es nada.

Piensa dos veces las cosas antes de hacerlas, nunca calles nada pero (que tú eres muy brutita, nos vamos conociendo) nunca pierdas las formas ni el respeto. Por mucho que te sientas ofendida, nunca bajes al nivel del ofensor.

No dejes que nadie te robe tu espacio ni tu tiempo, y no te dejes apabullar. Saca lo negativo de tu vida y lucha hasta la muerte por lo que quieras. Sentada no se avanza. Esperando, no se consigue NADA.

Rubia, hay que aprender a decir NO. Alto y claro. Es liberador. Y algo imprescindible:  reconocer y evitar a los vampiros emocionales, a los aprovechados y a los lobos con piel de cordero. A esas personas de aspecto angelical que te ofrecen ayuda y que están enrollando una soga alrededor de tu cuello,  dispuestos a apretar, cuando menos te lo esperes. Personas que aseguran quererte, que te juran amor eterno sin ningún recato, que se erigen en tus salvadores. Te intentarán anular, arrastrar hacia ellos, te arrancarán el alma. Manipuladores y fríos, son muy dañinos. Se les suele reconocer porque al cabo de un tiempo suelen producir ansiedad, te cuesta mantener la postura firme cuando les piensas y lloras, aparentemente sin motivo.

Querida Yo, tu vida es tuya. Solo a ti te corresponde vivirla, como tú quieras. Pero tienes que prometerme algunas cosas.

Nunca hagas daño de manera consciente, pero no te abandones por los demás. Cuida a quien te cuide, cuando sientas amor por alguien díselo con la boca, con los ojos, con las manos… y con tus actos. El amor es lo único que crece al ser repartido. Se flexible, siempre es mejor ser junco que leña cuando el viento sopla fuerte. Mira siempre a los ojos, y sonríe. No guardes rencor, ni odies, porque solo perderás el tiempo y ensuciarás tu alma. Y una alma negra es la muerte en vida. Y siente miedo. Mucho miedo, porque el miedo es lo que te hará avanzar.

Al final, me puse seria. Y no era mi intención… Querida Yo, soy quien más te quiere en este mundo. Crees que te mentiría? Recoge tus pedazos, tira tus excusas a la basura, recomponte y vive.

Por favor. Hazlo por las dos.

Te quiere,

Tú.

Anuncios

46 pensamientos en “Querida Yo

  1. Es increíble como cada vez q leo lo q escribes,aprendo algo…haces q reflexione,piense…gracias rubia…gente como tú es lo hace falta en este país!!!

  2. Querida tu:suena más fácil de lo que ambas sabemos que es. Pero,por ser tú, yo lo voy a intentar. Algo es más que nada.

    Y gracias, un gracias muy grande por conocerme tan bien

    Yo

  3. Tu. Por ti. Por ellos. Por eso. Bien. Sin fijarte en los demas. Pasando, mandandoles ATPC.

    Y tu a lo tuyo.

    Y bien.

    Un beso.

  4. Una verdad muy grande lo que cuentas, y esa reprimenda tan grande también me la aplico yo porque acabo de conocer a un cretino así.
    Gracias por el post!

  5. Muy bueno Peich. He reconocido muchas de esa sensaciones y sólo me queda añadir un consejo: haz caso de tu yo, rubia. Ella sabe lo que se dice.
    Besos,
    Izaskun Iva_63

  6. Me ha gustado casi todo, menos lo del miedo. El miedo paraliza, el miedo impide ser feliz. Es mejor vivir confiada, aunque herida o con rasguños, pero confiando en ti, y en tu futuro tocaya en rubio, en joven, en guapa y mas… No creo que al ser transparente y al contarnos tanto de ti muestres miedo precisamente. Lo que si te encuentro rubia, es clara, luchadora y atractiva. Un enorme y afectuoso abrazo preciosa.

    • Mi querida tocaya. El miedo bien gestionado puede preservar de peligros, que no te domine, desde luego, como antídoto a la imprudencia, y para tener la satisfacción de superarlo.
      Te tengo mucho cariño. De verdad.

      Un beso

  7. Terremoto Peich, ¡olé por dejar a tu Tú hablar!, señal de que tu Yo no esconde la cabeza como el avestruz y, aunque tu Yo tenga recaídas y tropiezos, avanza, porque si no tu Tú no hablaría así. Tal vez te parezca que lo hace despacito, pero va hacia delante, y eso es lo que importa. Me cae bien tu Tú, se le nota que te quiere, y yo que tu Yo le prestaría atención y le dejaría tomar un poco los remos, al menos hasta el momento en que el bote en que ambas vais esté un poquito más cerca de la costa, y así tu Yo, recuperado del cansancio, saltará del bote para mojarse de lleno en el mar de la vida, disfrutando de ella.

    Un beso enooooorme, preciosa :*

  8. Me ha gustado mucho, como todo lo que escribes. No conozco a nadie que necesite más que tu poner en práctica todas las cosas que expones, tu tu incluido, pasando incluso por mi yo. Un beso y adelante rubia!!!

  9. Muchas gracias….conforme iba leyendo he llegado a pensar que era mi yo el que me hablaba, he llegado a asustarme y todo. Muchas gracias por hacerme ver que no soy la única loca que tropieza siempre en la misma piedra, igual compartiendo llega el día que les hacemos caso a nuestros “yo´s”. Encantada de seguir leyéndote.

  10. Me ha encantado la carta y la regañina!!!
    Es verdad que algunos amigos requieren de un contexto bastante peculiar para que se vuelvan un poco más lógicos. Lo mejor es la frase de “no guardes rencor, ni odies, porque solo perderás el tiempo” en dos palabras: im-presionante! ;o)

  11. A pies juntillas Peich, gracias!! Lo peor de todo es que nos lo sabemos pero a la hora de ponerlo en práctica no es tan sencillo. Nos tendemos tantas trampas nosotras mismas… Un placer leerte!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s