Reflexiones (II) Felicidad

Nos empeñamos en buscar la felicidad sin darnos cuenta de que es ella la que nos encuentra a nosotros. Es la que nos vigila, agazapada tras una esquina y se abalanza sobre nosotros de manera inesperada, vestida de mil maneras.

Lo importante es saber reconocerla cuando está ahí, risueña y pizpireta, guiñándonos un ojo, insinuante y seductora, tendiéndonos la mano… Caer en sus redes, sucumbir a sus encantos y disfrutar de su compañía. Hacer el amor con ella, como si fuera la última vez.

Hoy, la felicidad se ha escondido en los ojos de mis hijos, en esa mirada chispeante y limpia que sólo los niños tienen. Estaba en las manitas de mi princesa, sujetándome la cara, mientras me susurraba, bajito, al oído, un “mami te quiero“. Se ocultaba en sus carcajadas y en sus juegos. He sabido encontrarla, he sabido sacarla de su  escondite, le he agarrado la mano, y me he abrazado a ella, con fuerza, disfrutando de su calor, de su abrigo… Ahora, posiblemente esté marchando. Poco a poco. Dejándome el alma llena, y el corazón contento.

Y antes o después, volverá. Lo se.

Anuncios

7 pensamientos en “Reflexiones (II) Felicidad

  1. Esas son las pequeñas alegrías por las que merece la pena vivir. Y a la felicidad uno se va acercando, casi hasta rozarla, a base de concadenar esos infinitos momentos inefables. De todos los sentimientos el más gratificante es la ternura y en eso vas sobrada. Me das envidia!

    • Ha sido un día irrepetible. Aun resuenan las carcajadas de la enana mientras se tiraba al suelo y patinaba con el estómago…
      Sí, me ha invadido la ternura, y me he sentido muy, muy, muy feliz

  2. Siempre acaba saliendo el sol…
    La felicidad no es necesaior perseguirla por que no es algo tangible, está dentro de nosotros. Se compone de esa multitud de sensaciones, sentimientos, acciones…reflexiones…, momentos…qué te voy a contar!!!.
    Me has hecho un poquito más feliz, graciass!!

  3. Claro que la felicidad está en las pequeñas cosas pero a veces lo olvidamos pero esas pequeñas cosas quedan retenidas en nuestra memoria (un te quiero, un abrazo, una sonrisa) y cuando se está en esos momentos de bajones hay que pulsar el botón de pequeños momentos y eso nos hace salir de esos baches.
    Y desde luego a mí también cómo madre los momentos con mis hijas son los que me dan esos pequeños/grandes momentos de felicidad
    Un beso
    @bego48
    Bego

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s