Mamá, soy una nazi

Estoy perpleja: hoy me han llamado nazi.

Tengo la costumbre de no juzgar a nadie por el color de su piel. Admito todo tipo de creencias y costumbres siempre que no atenten contra la libertad y la dignidad humana, y considero que la diversidad de culturas es enriquecedora aunque, indiscutiblemente soy más afín a unas que a otras. No niego que sea por desconocimiento e ignorancia por mi parte, pero es así.

He tenido la suerte de trabajar con y para gente de todos los colores y nacionalidades. He compartido risas y llantos con personas, independientemente de su procedencia y del tono de su piel. Y lo de hoy… lo de hoy ha sido simplemente alucinante.

Hola mamá, soy una naziMañana en la piscina. Mis hijos jugando con sus respectivas pandillas. Un ojo puesto en ellos y otro en mi libro. Y en un momento dado, oigo que una mujer, a la que no me molesto en mirar, berrea (porque ha berreado eso sí, con acento dulzón y caribeño) a su hijo para que se acercara a ella. Y no es que yo haya hecho esfuerzos por escuchar, porque no soy cotilla, es que ella lo ha dicho en un tono de voz lo suficientemente alto, como para que yo la escuchara… Para que escuchara ésto:

“Óyeme, mi niño, no quiero que te relaciones mucho con ese niño rubio (solo podía ser él mío, os lo aseguro) porque su mamá tiene aspecto de ser toda una nazi”. 

Ha sido instantáneo. Me he girado, y ahí estaba ella. Mirándome con chulería , desafiante. Buscando gresca. Me he limitado a devolverle la mirada. Una mirada fría, una mirada, lo reconozco, que debía ser asesina. Pero he pisado el freno, porque en los ojos de ese niño, el asombro, el miedo y la perplejidad eran más que evidentes. Me he mordido la lengua para no decirle que, esta nazi, está con sus hijos en la piscina y no bebiendo en la terraza. Que esta nazi, no abofetea a sus hijos en público y los insulta sin respeto alguno. Que esta nazi, no les tira las cosas a la cabeza cuando se enfada… Porque posiblemente, si esta nazi hubiera hecho eso, habría causado dolor a ese niño y ahora mismo, la nazi que os cuenta ésto, tendría serios problemas. He optado por callar,  girarme y retomar la lectura de mi libro. Os confieso que he sentido pena, rabia y dolor a partes iguales.

También os digo que he reflexionado. Que experimentar esto en carne propia, me ayuda a comprender lo que sienten muchas personas todos los días por ser “diferentes”, por no rezar al mismo dios, o por no pensar de la misma manera que aquéllos que se consideran superiores. Me mantiene en mi propósito de no juzgar por lo que se ve, y de esforzarme buscar el interior, olvidando el exterior. No quiero caer en errores ajenos.

Y definitivamente, voy a quitarme este mostacho hitleriano, que se ve que no me favorece mucho… En fin.

Anuncios

43 pensamientos en “Mamá, soy una nazi

  1. Hola Peich, no sabía que tenias blog :)….
    Qué pasada!! no me podía creer lo que leía…me tienes que explicar cómo haces para “pisar el freno” reconozco que yo me hubiera desbaratado…
    Soy Raquel de casadelasmamas.

    • Tan fácil como mirar a ese niño.. Y no quería darle ni el más mínimo argumento ni razón para que siguiera diciendo sandeces.
      Buscaba algo, y en mi no lo ha encontrado. Hubiera sido descender a su nivel.
      Un beso y bienvenida!

  2. Pues me quito el sombrero por tu saber estar, con esa reacción has demostrado tener más amor hacia ese niño que el que su misma madre le demuestra. No creo que yo hubiera sido capaz de no decirle cuatro cosas a esa “señora”.

  3. Está claro que la estupidez no conoce de razas, hay idiotas en todas las partes del mundo. Además la envídia es muy mala y más si la unes a la ignorancia el cocktel es de lo más “interesante”, ¿sabrá esa buena señora lo que es un nazi?.

    Olé por tí. Con tu reacción le demostraste que estás a años luz de ella, y seguro que le molestó mucho más eso que un insulto o que la hubieses contestado.

    El resumen de esto es esa gran frase de Ford Farlane, el detective rocanrollero: “Tanto gilipollas y tan pocas balas”.

    Un beso.

    • Yo creo que esa buena mujer no tenía ni idea de lo que decía, pero lo dijo con intencion, eso seguro
      Me molestó mucho, y me dolio aun más

      Un beso enorme

  4. Querida Peichita, que seguro que te crees que te he olvidado pero nasti de plasti… 😉

    Ole tú y tu sangre fría. Olé tú y tu no responder a provocaciones que no sé en qué están fundadas. Ole tú y tu bigote ;-P

    Muchos besos.

    Javier

    • Solo te voy a decir una cosa: te echo mucho en falta.
      Hay circunstancias en las que mantener la boca cerrada es imprescindible.
      Vas a volver?
      Un beso enorme.

  5. Lei en un blog, que mejor no cito, que un silencio era dar la razón a quien preguntaba, en este caso aseveraba, y pensaba …¡cuan equivocada estaba la autora!.

    Has hecho muy bien en contenerte porque esa mujer quizás temerosa, porque si, es cierto que hay nazis y racistas, y violentos, ha actuado equivocadamente al colocarte un cliché así… porque le parece.

    Si le hubieras dicho algo habría actuado su predisposición negativa y quizás te hubieras encontrado con una actitud violenta o una denuncia a gritos que te hubiera puesto en un aprieto en el que por defecto habrías sido culpable hasta que se aclarara lo ocurrido.

    El nazismo crea en las potenciales víctimas miedo, es su forma de imponerse y con miedo no hay dialogo jamás solo defensa o ataque preventivo ante el riesgo.

    Nos hace tanto daño esa gente descerebrada que personas entre las que se podía bien haber cruzado una sonrisa, un saludo, han sentido miedo sin haber nazis “in corpore presente”, pero estaba en la cabeza que a fin de cuentas en nuestro puesto de mando.

    Es muy lamentable que estas cosas sucedan y no es la solución solo declararse anti-nazi, yo lo hago, hay que declararse también a favor del dialogo, de la comunicación entre todos los seres humanos. La educación también es necesaria para saber actuar humanamente y no colocando sanbenitos por si acaso.

    Sin duda tu actuas así, tiempo en Twitter lo atestigua y comprendo y me solidarizo con la estupefacción que te ha causado una acusación tan bárbara y fuera de sitio. Es injusto, y quienes queremos que estas cosas no pasen, quienes queremos que desaparezcan los nazis, quienes queremos que se imponga la convivencia y la tolerancia, debemos hacer piña con las víctimas del nazismo que en este caso has sido tu.

    Besos

    Jivago

    • Sin duda alguna, en este caso no he otorgado con mi silencio. Por su actitud desafiante (no se si por miedo, por ignorancia, o por intencionalidad oculta) y porque un niño de la edad de mi hijo estaba delante mirandonos con unos que lo decían todo.
      Me ha dolido, y así lo he contado, pero no la veía con predisposición al dialogo, y he preferido evitar un conflicto que, estoy segura, me hubiera acarreado algun disgusto que otro.
      Muchas gracias por tus palabras.
      Un beso enorme

  6. Mª Ángeles, has actuado de maravilla. Tu no tienes nada que demostrar a esa mujer que posiblemente ha sido agredida por alguna rubia… Tu reflexión es la idónea aunque sea poco frecuente.
    ” Como me conozco, puedo conoceros. Somos todos parte el uno del otro” -El caballero de la armadura oxidada- de Robert Fisher En la próxima ocasión puedes sugerirlo que lo lea… Besos guapisima

    • Gracias Tocaya!
      Me costó mucho, muchísimo controlarme, pero estoy orgullosa por haberlo conseguido. No se si su comportamiento fue por defensa o un puro ataque, pero lo mejor es obviar las provocaciones
      Tomo nota del libro

      Un beso, reina

  7. Algo aria si que pareces en la foto de tu perfil de twitter. Coñas aparte…La palabra nazi está tan sobreutilizada a día de hoy que no le daría mayor importancia…

    • Es evidente que mi aspecto fisico cuadra 🙂 Pero eso es precisamente lo que hay que evitar, juzgar por lo de fuera
      Valoro mucho tu comentario en mi blog. Tenemos una conversación pendiente, me temo

      Muchas gracias!

  8. El problema -al que nos ha inducido este gobierno con sus políticas de pan para todos- es que una española en España recibe un calificativo de lo más despreciable por parte de una extranjera en España, lo que la deja a un nivel de al menos duda entre su entorno social, que no es otro que su propia tierra, su propio pais. Aceptar, acepto todo y pocas personas habrá más concienciadas y trabajando activamente en la plena integración de las personas de otros paises que deciden instalarse y ayudar con su trabajo a que todos salgamos adelante, pero no aguanto a los que vienen a desplazar, a los que no aceptan nuestras tradiciones o a los que no ceden por aprender nuestra cultura y tratan de imponer la suya. Tan solo juzgar por el aspecto físico es exactamente lo que promulgaba la máxima expresión de la raza aria dominante. A mi esa tia me parece una nazi, morena, bajita y gorda, pero nazi.

    • Ya me gustaría a mi que hubiera más gente como tu, que dedica mucho tiempo a la integración de colectivos inmigrantes. Y encima sin vacilar de ello.
      No se lo que buscaba esa mujer, pero lo que es evidente es que no lo encontró
      Un beso enorme

  9. Bien hecho, querida María de los Ángeles. Es mejor ser sordo ante palabras necias. Sin duda que una mujer amargada quizá precisamente por no ser rubia y a lo mejor hasta fea y maloliente. Si por tu aspecto físico os dijeron Nazi, Vivan los Nazis ,pues !!!!

  10. Ayer vi comentarios y no he querido dejar la ocasión d leer tu entrada. Q puedo decirte Peich!!?? Tan sólo q ojalá, si llega el momento, yo pueda y sepa reaccionar como tú!! Me pongo d pié y me quito el sombrero… Sra Lorenzo…CHAPEAU!!! Creo q los minipeich tienen una madre q sabe estar y es un inmejorable ejemplo… Muchas gracias x todo!!!!

    • No se, Victor, me costó callarme. Y más aun intentar ponerme en su lugar
      Un ejercicio de autocontrol y reflexión

      Un abrazo enorme

  11. Chapó, me quito el sombrero, por tu valentía, porque hace falta ser valiente para tener esa reacción. ¿Quién es la nazi? Porque esto no me ha quedado claro, si eres tú yo quiero mas nazis como tú y menos nazis hitlerianos como esa señora. Como ya te dije ayer, desgraciadamente su hijo se lo pierde.

    • Gracias Pablo… aunque no lo creas me afectó mucho. Siendo como soy. Pero creo que hice lo correcto… Y me costó, no te creas
      Un beso enorme

  12. Estoy alucinando como ya te dije ayer por twitter.
    Me parece indignante que precisamente ellos sean quienes juzgan a las personas por su apariencia y luego vayan lloriqueando por ahí de que si los españoles somos unos racistas. Pienso que muchos de ellos se ganan a pulso el que lo seamos.
    Lo que más me fastidia de todo esto, es que ya le esta metiendo a su hijo ideas raras en la cabeza y luego en un futuro él seguirá en España con la cabeza amueblada por su madre mediante prejuicios.
    Así nos va.
    Eso si te digo; olé,olé y olé por ti, porque has demostrado MUCHÍSIMA más educación que esa señora, oye, serás una nazi 😉 pero con una educación exquisita.

    Un beso!

  13. Tienes pinta de Nazi. Entonces yo también.
    Quiero pensar que existen gilipollas en todas las clases sociales, naciones, credos y piscinas.
    Pero también quiero pensar que existe muy buena gente también.
    Créeme, si te lo hubiera soltado una señora de Albacete no hubiera dolido tanto.

    • Es más que posible. Pero en cualquier caso es prejuzgar, y eso está muy mal.
      Creo en las personas, y eso me hace llevarme chascos, pero no cambiar de opinión, te lo aseguro

  14. me parto…alucinante…pero es que te lo buscas, ya te he dicho mil veces que no saques al niño a la piscina con el bañador que tiene la esvástica, y el spray de pimienta, que se le nota, jajajajajajaja.

    Y tú no te preocupes, que las rubias guapas y de ojos verdes son por tópico lerdas, y a partir de ahora nazis…cuánta ignorancia…es lo de siempre con los epítetos: nazi, facha, rojo, etc. y la gente no se da cuenta que ciertos adjetivos, fuera de su contexto pierden su sentido…y por lo demás, hay gente que no necesita que la discriminen, se autodiscriminan…

    besos peich

    • Es verdad… y encima con el abrigo de cuero negro puesto… 🙂
      Es el gran error que cometemos todos, las puñeteras etiquetas. Cuánto nos equivocamos!
      Un beso enorme, Nacho

  15. Me ha encantado esta entrada y sobre todo la parte final. Me alegra que de algo tan negativo hayas sido capaz de sacar una reflexion tan positiva y estas en lo cierto 100%.

  16. Estoy perplejo, bueno, en realidad acojonado, ¿que será de esa criatura en unos años?, crecer con tanto odio y rencor debe ser traumático…… aplaudo tu reacción 🙂

  17. Si tu eres una nazi, que venga dios y lo vea…. bueno, si existiese dios (ya sabes que dejé de creer no hace mucho). Pero en ti si creo. Porque te veo, independientemente de tu apariencia. Ni la tuya te hace nazi, ni, por supuesto, la de ella la hace tolerante y víctima de nada. La igualdad, la generosidad de muchas sociedades, como la nuestra, en la que sigo creyebdo, ha conseguido, incluso, que todos podamos ser racistas. Bonita contraccción…..

    • Es una contradicción muy consistente (he aquí una paradoja)
      Ni se ni me importa que le movió a hacer semejante comentario. Solo se que fue desafortunado, primero por el prejucio y después, porque se lo hacía a un niño
      Un beso

  18. Lo que muchos no se dan cuenta es que los peores nazis actuales lo que menos parecen son eso… algunos seguidores violentos del nacional socialismo si que lo parecen, pero son meros títeres del sistema.

    Es lo mismo que decir que todos los mejicanos son parte de los cárteles de la droga o que todos los españoles tocamos palmas, o que todos los madrileños son chulos o que los catalanes seamos estúpidos (bueno esto ultimo si que podría ser)

    Me molestan las etiquetas, me molestan que se prejuzgue sin conocer, me molesta que estando tranquilamente se me tilde de algo de lo que no se tiene conocimiento.

    Lamento enormemente el mal rato que te han hecho pasar, pero pienso que has actuado como una señora… seguro que yo con mi pelo oscuro y mi talante hispano no hubiera actuado de la misma manera 😦

    gracias por enseñarme a actuar como lo debe hacer una persona con una educación y lógica sólida y humana

    gracias

    • Miguel, ni te imaginas lo que me costo. Me dominaba la ira… Todavía me sorprende que fuera capaz de controlarme.
      En cuanto a etiquetas y tópicos, pensamos igual. Si tienes un rato, busca mi post “Convencionalismos” y me cuentas

      Gracias a ti. Siempre

  19. Leo algo tarde tu entrada en el blog, pero ante semejante tropelía verbal, no me cabe mas que felicitarte por tu sabia decisión de mantenerte al margen y no entrar al trapo.
    Desgraciadamente estamos viviendo una situación, donde (no disculpo de ninguna manera a esta persona), posiblemente muchos de estos inmigrantes habrán vivido en su piel todo tipo de agresiones de palabra y obra, pero el simple hecho de estar en un lugar publico, como una piscina y ademas acompañado de tu hijo y rodeado de otras personas, no es motivo ni ocasión para manifestar su desagrado, es mas, sin mediar ningún tipo de manifestación que refutara su malestar y acusando sin fundamento alguno, a una persona ajena a su situación.
    Lo dicho felicidades por tu sangre fría y tu saber hacer, aunque es este caso se haya tratado de o hacer nada.

    • Por eso preferí callarme. Desconozco si ha sido agredida verbalmente o no. Lo que tenía claro era, que ni me iba a poner en su lugar, ni iba a consentir que su hijo pasara un mal rato…. Además,ni el racismo tiene razas, ni los prejuicios colores

      Un abrazo

  20. Ya decía yo que te parecías a Magda Goebbels, jajaja.
    Hiciste bien, en estos casos o le sueltas una hostia o pasas de ella, huelga cualquier discusión 🙂 Un beso.

  21. Lo que realmente me da pena es la educación que está recibiendo ese pobre niño, le está convirtiendo en un racista y encima a través del miedo, es lamentable ….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s